Es provocado por el Coronavirus felino (CoVF) o también conocido por su abreviatura PIF, pertenece a la familia Coronaviridae. El PIF es común, especialmente en lugares de altas densidades, como criaderos. Se encuentran en todo el mundo y puede transmitirse a todas las razas de gatos.

 

Los animales que cursan clínicamente con la peritonitis infecciosa felina, dependiendo en gran parte de su inmunidad particular, pueden desarrollarla de tres maneras: seca, húmeda y mixta. El PIF seco se caracteriza por lesiones pio granulomatosas de carácter multiorgánico. El PIF húmedo se caracteriza por problemas en abdomen o tórax. La presentación mixta es aquella que produce signos húmedos y secos a la vez.

Síntomas:

  • Debilidad

  • generalizada

  • Dolor muscular

  • Fiebre

  • Inapetencia

  • Pérdida de peso.

Transmisión:

 

Se transmiten principalmente por las heces de un 40 u 80% de los casos y rara vez por saliva.

 

Diagnóstico:

 

Pruebas en sangre (ELISA) e historial.

 

Prevención:

 

La higiene es el factor más importante.

Ser muy selectivo en el programa de reproducción.

 

Aislamiento de hembras gestantes y de sus camadas de gatitos.