fbpx

 

La epilepsia es el trastorno neurológico más común en perros, se caracteriza por la presencia de convulsiones originadas por una actividad eléctrica neuronal desordenada que altera la coordinación y el comportamiento. Es muy importante aclarar que aunque las convulsiones son el síntoma primario de la epilepsia, existen numerosas causas que pueden provocarlas como la fiebre o hipoglucemia, por lo tanto no todos los perros que han presentado una convulsión son epilépticos.

La epilepsia puede ser genética o idiopática, pero también puede aparecer tras un traumatismo cerebral como un golpe o padecimientos estructurales del cerebro como tumores.

Las convulsiones pueden clasificarse a groso modo de la siguiente manera:

• Generalizadas: cuando afectan todo el cuerpo del animal.

• Focalizadas: cuando solo afectan una parte del cuerpo.

• Convulsiones en racimo: cuando se presentan 2 o mas convulsiones en menos de 24 horas.

• Estatus epilepticus: cuando la convulsión supera los 5 minutos.

Datos importantes:

• La edad de aparición de los síntomas se sitúa entre 1 a 5 años.

• Suele ser mas frecuente en machos.

• Algunas razas presentan predisposición a padecerla como el caso de: Beagle, Cocker spaniel y Boxer.

Diagnóstico:

No existe una prueba específica para establecer el diagnóstico, por lo cuál el médico se basara en la historia clínica brindada por el propietario, antecedentes familiares del perro y exámenes que descarten todas las demás causas de convulsiones (Hemograma, química sanguínea, rayos x, etc.)

Tratamiento:


La epilepsia es una enfermedad de curso crónico que suele empeorar de no tratarse adecuadamente, si bien no es curable cerca del 70% de los perros bajo tratamiento responden positivamente y pueden llevar una buena calidad de vida. Los barbitúricos (fenobarbital) y las benzodiacepinas son los fármacos de elección, muy importante es destacar que son medicamentos que solo se adquieren mediante receta controlada expedida por un profesional autorizado.

More from my site