¿Qué es Piometra?

Se define como una enfermedad inflamatoria e infecciosa del útero asociada a la acumulación de pus dentro del mismo. Puede deberse a factores patológicos relacionados con los ciclos de celo, las aplicaciones de hormonales como control de celo o interrupción de preñez, y está asociada a la presencia de bacterias que pueden ascender hacia el útero y alojarse en el mismo. El riesgo de padecer la enfermedad aumenta en perras a partir de los 6 años y en las gatas en un promedio de 7 años o más. Las gatas tienen una menor incidencia de la enfermedad a diferencia de las perras.

¿Cuáles son los signos?

Los signos se observan aproximadamente dos meses después del celo. Los más comunes suelen ser:

  • Flujo vulvar purulento (piometra abierta*)
  • Letargo
  • Vómitos
  • Polidipsia (aumento de ingesta de agua) y poliuria (aumento de cantidad de orina)
  • Distención abdominal

*La Piometra abierta se refiere al cérvix abierto donde el drenaje de pus es visible saliendo por la vulva.

Flujo vulvar purulento
Distención abdominal

¿Cómo se diagnostica?


El diagnóstico se realiza en base al historial clínico, principalmente el estadio en el que se encuentra
el ciclo del celo.

El médico veterinario indicará exámenes como hemograma completo para detectar anormalidades asociadas con septicemia o toxemia e incluso anemia leve a severa, ultrasonido abdominal para determinar la presencia colecta intrauterina, perfil bioquímico ya que la enfermedad puede producir daño renal principalmente.

Imagen ecográfica de piometra en hembra canina de 9 años
Piometra en hembra canina de aproximadamente 8 años
Útero y ovarios sanos de hembra felina de 8 meses

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento debe ser inmediato y agresivo, debido a que puede ocurrir un rápido deterioro de las hembras con piometra; éste consiste en hospitalizar a la paciente para administrar fluidoterapia, antibióticos, analgésicos vía endovenosa y principalmente la evacuación del contenido uterino mediante una Ovario histerectomía (remoción quirúrgica del útero que contiene pus y ambos ovarios). El pronóstico luego del tratamiento quirúrgico dependerá de la gravedad del cuadro clínico de la paciente y las consecuencias metabólicas que puede producir la piometra.

¿De qué forma se puede prevenir?

La esterilización a edad temprana es lo más recomendable para prevenir la enfermedad.